Por ladrar como perros y aullar como lobos,

por pensar como ciervos y vivir como simios

de eternas tinieblas nos vemos rodeados …